Reacciones sociales y políticas a finales de las obras del ATS

Así como las obras del ATS avanzaban, con la complicación incluida del túnel del Talave que ocasionó retrasos y sobrecostes, no ocurría lo mismo con las denominadas obras de compensación. Como ejemplo del malestar que generaba, está el artículo publicado en 1972 en la revista oficial Provincia de la Diputación provincial de Toledo, El trasvase Tajo-Segura y la provincia de Toledo, con el subtítulo Preguntas por el Conde de Mayalde al Ministro de Obras Públicas (Excma. Diputación Provincial de Toledo, 1972), en las que se evidencia el retraso de estas actuaciones.

Con el cambio de régimen aparecen voces discrepantes con el ATS[1], iniciándose la tensión entre las regiones. En 1978, coincidiendo con el calado del túnel del Talave que significaba la pronta terminación física de las obras, se editaron tres publicaciones, una en contra y dos a favor del ATS:

  • En contra, el folleto El Trasvase Tajo-Segura. ¿Qué es? ¿Por qué? ¿Para quién? ¿Para qué? (Equipo defensa del Tajo, 1978), con Manuel Díaz-Marta ─regresado del exilio─ como estandarte visible.
  • A favor: el folleto Trasvase Tajo-Segura. Un proyecto de interés nacional y regional (Real Sociedad Económica de Amigos del País de Murcia, 1978) y Trasvase Tajo-Segura. Una empresa de Estado (Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Murcia, 1978), publicación realizada por el equipo redactor de CIN-4: análisis económicos del sureste, revista bimensual editada por las Cámaras de Comercio de la Región del Sureste

Más adelante se reproducen extractos de estos documentos, en los que se aprecia claramente el tono del debate en esos tiempos. Incluso puede plantearse en términos de propaganda y contrapropaganda.

Con la Democracia, la oposición al ATS que había en la provincia de Toledo pudo expresarse con más libertad. Se dio lugar a un debate a destiempo sobre la idoneidad del ATS, pues la obra estaba prácticamente terminada, y era impensable que no se hubiera puesto en funcionamiento.

Así, comenzó a fraguarse otro planteamiento, no tanto basado en el sí o no al Trasvase, sino en procurar que su operación fuera lo menos lesiva posible para Toledo. En este contexto hay que entender que se cuestionara si había o no agua suficiente en el Tajo para trasvasar lo que se planteaba en el documento del Aprovechamiento conjunto de las cuencas del Tajo y del Segura. Y en caso negativo o de duda, plantear una nueva forma de evaluar los excedentes del Tajo que se pudieran trasvasar.

Extractos de las publicaciones de 1978 a favor y en contra del ATS

Se reproducen a continuación extractos de tres publicaciones realizadas en 1978, una en contra y dos a favor del ATS.

El Trasvase Tajo-Segura. ¿Qué es? ¿Por qué? ¿Para quién? ¿Para qué?

Extractos de El Trasvase Tajo-Segura. ¿Qué es? ¿Por qué? ¿Para quién? ¿Para qué? (Equipo defensa del Tajo, 1978)

Introducción

Estas páginas han nacido de la voluntad decidida de un grupo de toledanos de proyectar algo de luz sobre le tema que ha estado y sigue estando rodeado de demasiada sombra.

Tienen, pues, un primer propósito informativo de urgencia.

Se ha querido también que esta información sea accesible al mayor número de personas, a todos los niveles culturales y cubriendo el más amplio espectro social.

Parece innecesario decir que por la extensión y forma de tratar el tema, este trabajo no pretende ser más que un folleto de divulgación.

Pero esto no quiere decir que el tratamiento de las distintas cuestiones no haya estado presidido por el rigor que hubiese requerido un empeño de mayor envergadura. Los datos manejados, lso cuadros y gráficos de análisis y los argumentos críticos de fondo son, básicamente, los mismos que se hubiesen empleado en la elaboración de un libro sobre le Trasvase Tajo-Segura. Libro que el Equipo Defensa del Tajo no descarta acometer y para el que dispone de un abundante material del que estas páginas son condensada primicia.

Hay además, como ya se ha apuntado, una razón de urgencia. El propósito del Gobierno de consumar un proyecto de estas dimensiones sin la suficiente información ciudadana nos ha obligado a salir al paso de esta grave deficiencia.

La política de hechos consumados que se pretende seguir imprimiendo al Trasvase, cuando tantas y tan serias preguntas llevan diez años sin respuesta, es un asunto denunciable. Este folleto no resta ni un ápice de dureza a esta denuncia.

Creemos que, en las actuales condiciones sociales y políticas, el Trasvase no hubiera sido posible ni como proyecto. Su construcción supone, a nuestro entender, un enfrentamiento al proceso democrático que estamos viviendo.

Por todo ello entendemos que no es válida la excusa de tratarse de un “problema heredado”, y más cuando en un plazo de pocos meses tantos problemas heredados se han reconsiderado o han sido pasados l archivo de la historia.

Entendemos también que el acceso al poder de cualquier equipo ministerial ha de ir acompañado de una neta y bien definida declaración de principios. La política a seguir por el actual Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo sigue siendo en demasiados puntos, una nebulosa de incógnitas. Llamar la atención sobre la gravedad de esta ausencia es otro de nuestros deseos sobre todo si pensamos que el Trasvase Tajo-Segura no es sino una primera pieza de la conflictividad de la política hidráulica general.

Igualmente quisiéramos que nuestras páginas sean una llamada a todas las fuerzas políticas del Estado para que encuadren el problema en un planteamiento de ética política. Para que al margen del censo votante de las provincias beneficiadas en relación con las perjudicadas, aborden el Trasvase Tajo-Segura en términos de racionalidad y justicia, sin excluir la posibilidad de reconocer y remediar el error político, ecológico y económico con carácter fácilmente irreversible.

Pertenece, pues, igualmente a los propósitos de este folleto dar información a esas fuerzas políticas, por si su indefinición respondiera a carencia de datos; cosa de lo que no estamos nada seguros en todos los casos.

Finalmente, hay un gran destinatario de nuestro trabajo: el pueblo. Ese gran colectivo de ciudadanos que, desinformados en su día, han carecido del más elemental análisis que pudiera dar fundamento a sus razones.

Si todos estos objetivos se cubren en alguna medida, si en estas páginas puede encontrarse base para abrir un serio debate a escala nacional y Parlamentaria, en el que nuestras razones sean escuchadas de igual a igual, creemos satisfecho nuestro intento.

Reflexión final

El Equipo Defensa Tajo cree que el contenido de las páginas anteriores aporta suficientes datos como para pensar que son muy graves responsabilidades las que se contraerían si, cuando menos, el tema no se somete a un serio debate a nivel nacional en el nuevo contexto político.

Si el Trasvase tiene tanta carga de injusticia para una región; si su origen, gestación y ejecución constituyen un ejemplo de turbia gestión administrativa, creemos que acometer este debate no es sólo grave responsabilidad de las fuerzas políticas del país sino un desafío para dar la talla moral de nuestro sistema democrático.

Finalmente quisiéramos convencernos de que un semejante dislate como el del Trasvase no va a ser consumado. Si así no fuera, nos quedaría la satisfacción personal de haber denunciado un torpe empeño que más que este trabajo, el propio paso del tiempo se encargara de evidenciar.

Hasta entonces son, como ya hemos dicho, las fuerzas políticas y sociales, y sus instituciones, las que deben decidir si el Trasvase pasará a nuestra historia como un error social, ecológico y económico de grandes dimensiones o como un intento frustrado gracias a la capacidad de rectificación que la honestidad y racionalidad de la democracia hace posible; honestidad que se puede exigir de las fuerzas políticas, y que esperan y merecen los ciudadanos de todas las regiones de España.

Contraportada

Del Trasvase Tajo Segura se han dicho algunas cosas. Otras se han falseado intencionadamente. Las más, se han silenciado por intereses antiguos y por conveniencias nuevas.

Este folleto sale al paso de este maremágnum de falseamientos y silencios.

Se dijo, en principio, que era una cuestión de «solidaridad nacional». Nadie dijo, sin embargo, que era un cheque en blanco para los intereses capitalistas en el desarrollo levantino.

Se dijo que era una obra de gran rentabilidad para la economía agraria nacional. Nadie ha dicho, desde las esferas oficiales, que esta rentabilidad está hoy descartada por los costes de la obra y por los nuevos planteamientos de nuestra balanza comercial.

Se dijo que las provincias afectadas se verían «compensadas». No se ha podido decir, por el contrario, que hay bienes naturales cuya pérdida no tiene posible compensación. Nadie ha podido hacer valer su voz ante lo precario e incumplido de estas falsas compensaciones.

El Trasvase Tajo-Segura es un triste ejemplo de lo que puede dar de sí una gestión antidemocrática de los recursos naturales de un país.

Trasvase Tajo-Segura. Un proyecto de interés nacional y regional

Conclusiones de Trasvase Tajo-Segura. Un proyecto de interés nacional y regional (Real Sociedad Económica de Amigos del País de Murcia, 1978)

Existiendo el acuerdo de que las inversiones públicas son necesarias para corregir los desequilibrios de la economía y de las regiones y que en este momento deben llevarseen actividades productivas y no consuntivas, ¿cuáles podrían presentar ventaja más clara que las empleadas en el Trasvase Tajo-Segura?

La alimentación, según todos los indicios racionales, va a ser la gran baza estratégica de los próximos años. Una capacidad mínima de autoabastecimiento producido de forma competitiva constituirá nuestra mayor fuerza, que no reside ahora en la tecnología, la energía o el potencial militar. El país tiene un déficit en su Balanza Comercial Agraria que se debe suprimir por completo; parte de las importantes cantidades de fondos que se destinan a las importaciones agrícolas pueden liberarse para las importaciones industriales de energía, tecnología y materias primas que demanda el necesario desarrollo industrial.

Las dificultades de integrar nuestra economía en la del Mercado Común, no deben solventarse eliminando aquellas producciones agrarias en las que somos competitivos sino negociándolas, otra cosa sería bajar la guardia antes del combate.

La degradación del campo, los graves problemas sociales que plantea la aglomeración urbana y los elevadísimos costes del desarrollo de las grandes ciudades, sólo serán mitigados cuando una parte importante de las aguas trasvasadas se empleen en el riego de zonas agrícolas limitando la alta emigración rural.

Finalmente las condiciones de suelo y clima del sureste, dan lugar a una amplia polivalencia de cultivos que permiten la continua adaptación de la oferta a la demanda, con unos rendimientos por hectárea que en muchas especies son más elevados que en el resto de las zonas agrarias y además el medio humano ha acreditado suficientemente su capacidad para la producción, comercio y exportación; con estas condiciones y cualidades no parece que exista riesgo alguno en la inversión que se está realizando. Parece insensato, por lo tanto, poner en duda la rentabilidad de esta inversión regional, que sólo ha alcanzado 12 600 millones de pesetas en el periodo 1969-1976.

Estos pueblos, hace cuatro siglos y medio que esperan y porfían por resolver su carencia de un recurso primario, el agua. En el momento presente cuando de las promesas se ha conseguido pasar a las obras, no cumplir los compromisos contraídos produciría un grado de frustración de consecuencias incalculables. La historia futura de este trozo de país y su propia identidad regional, sólo podrá conseguirse a través de un impulso que como el del Trasvase promueva una conciencia colectiva.

Trasvase Tajo-Segura. Una empresa de Estado

Conclusiones de Trasvase Tajo-Segura. Una empresa de Estado (Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Murcia, 1978)

PRIMERA.─ En el estudio de excedentes futuros del Tajo, se han tenido en cuenta las demandas de todos los regadíos posibles en esta Cuenca y de su desarrollo industrial y urbano. La realidad del crecimiento demográfico de Madrid ha hecho que, en el estudio del trasvase, se haya asignado a esta área 1700 hm³.

SEGUNDA.─ Para trasvasar la segunda fase, bastará con la construcción de los pantanos de regulación revistos en la cabecera del Tajo, sin detrimento alguno para su caudal.

TERCERA.─ El Tajo no atraviesa unas regiones subdesarrolladas, si se tiene en cuenta que Madrid, principal usuaria del río, tiene 4 344 000 habitantes y una renta per cápita de casi el doble que las provincias del Segura, y una renta total tres veces superior a la de la suma de las provincias de Alicante, Murcia y Almería.

La emigración de las provincias de Toledo, Cáceres y Guadalajara se ha producido fundamentalmente hacia Madrid, pero nunca hacia las provincias del Segura, que son y han sido secularmente emisoras de emigrantes.

CUARTA.─ Si las autonomías regionales van a imponer la absoluta insolidaridad entre las regiones españolas, incluso negando el uso de recursos que se pierden en el mar, habremos hecho el más flaco servicio a la economía nacional, porque por esas mismas razones Valencia no podría regar con aguas del Júcar, que reclamarían los conquenses.

QUINTA.─ Está demostrado que la naturaleza no está equilibrada y que, precisamente, la labor del hombre ha de tender a actuar sobre ella para conseguir su equilibrio. Se han construido pantanos, centrales hidráulicas, canales, tomas y elevaciones de agua para abastecimiento de poblaciones y regadíos, y los trasvases que, en todos los países, incluso en el nuestro en menor escala, se han realizado.

SEXTA.─ Sobra agua en el Tajo, incluso en el tramo de Bolarque a Toledo, y así lo han demostrado los estudios realizados científicamente por la Dirección General de Obras Hidráulicas. El abastecimiento de agua en Madrid desde la Sierra de Gredos es lógico por la proximidad geográfica y la mayor cota, y por supuesto, por ser el agua de más calidad que la procedente de la cabecera del Tajo.

SÉPTIMA.─ La necesidad de llevar agua desde donde sobra hasta donde es más útil o necesaria, tiene plena actualidad en el mundo. Facilita las obras la alta tecnología existente actualmente y las impulsa el objetivo final de conseguir paliar el déficit de producción de alimentos, que existe actualmente en todo el mundo.

OCTAVA.─ La evolución del acuífero en el macizo del Talave es de unos 350 l/seg, cantidad ridícula si se compara con la del canal del trasvase, que es de 40 000 l/seg.

NOVENA.─ La superficie de regadío de la primera fase del trasvase sería de 128.370 ha. El agua se destinaría fundamentalmente a los regadíos, ya que tan sólo 83 hm³ se destinarían a consumo humano, consumo por lo demás necesario, ya que la mayoría de las poblaciones del Sureste no disponen de agua suficiente para cubrir sus mínimos vitales.

DÉCIMA.─ Es cierto que las llamadas compensaciones nada tienen de tales. Nada tienen que ver con el trasvase y simplemente son obras que deberán o deberían ser hechas en el Tajo, si son necesarias y rentables, pero que en absoluto deben ser empleadas como chantaje a los habitantes del Segura, que desean fervientemente que estas obras, como las de cualesquiera otra región, se realicen si son útiles o necesarias para sus habitantes.

En cualquier caso, es incierto que la Ley de Aprovechamiento Conjunto Tajo-Segura determine que tales obras de compensación sean realizadas antes de consumar cualquier detracción de aguas para el Sureste.

ÚNDECIMA.─ El único problema del Tajo es la falta de depuración de las aguas de Madrid, que por otra parte nada tienen que ver con el trasvase. Está demostrado que, en ciudades mayores que Madrid (por ejemplo, Londres), con una adecuada depuración de las aguas que vierten a un río, pueden ser más limpias que antes de usarlas; siendo un sistema absolutamente primitivo usar un bien escaso como el agua dulce para diluir los residuos que no han sido adecuadamente tratados.

DUODÉCIMA.─ El trasvase nada tiene que ver con el desequilibrio territorial que existe en el Tajo, que está provocado por el desmesurado y mal planificado crecimiento de Madrid. La Cuenca del Tajo contará con agua suficiente para llevar a cabo cualquier Proyecto de ordenación territorial.

DECIMOTERCERA.─ En Alicante, Almería y Murcia, hay más porcentaje de tierras en regadío porque las de secano, por su escasa pluviometría, no producen prácticamente nada, mientras que las de regadío, por el buen clima, calidad excepcional y preparación empresarial adecuada, tienen altísimos rendimientos. Circunstancias las primeras que desgraciadamente no se dan en las provincias del Tajo, hasta el punto de que, disfrutando secularmente de agua, no se han hecho regadíos. Los regadíos del Segura fueron hechos y financiados exclusivamente por los regantes.

DECIMOCUARTA.─ El IGME ha realizado un análisis exhaustivo de los acuíferos del Sureste que demuestra que, si se sigue el actual ritmo de explotación, antes de diez años estarían completamente agotados. Sólo existe la posibilidad de extraer 350 hm³/año en el acuífero de Albacete, con los que están regando y van a regar unas 40 000 ha de esta provincia.

Se ha estudiado el proyecto de una central de desalinización de agua del mar en el Sureste y ha quedado demostrado que el coste de explotación y consumo energético sería prohibitivo.

DECIMOQUINTA.─ Se ha estudiado el sistema de riego por goteo en el Sureste para el consumo de agua y se está poniendo en práctica, ya que con los caudales de que se va a disponer (5000 m³/ha, en lugar de los 10 000‑15 000 m³/ha que se consumen en el Tajo), deberán ser necesariamente utilizados cuando llegue el trasvase.

DECIMOSEXTA.─ Se han realizado todo tipo de estudios de mercado para pronosticar la venta de estos productos a precios competitivos. La rentabilidad es superior a la que existiría en regadíos en el Tajo, ya que en esta comarca sólo se pueden cultivar productos que sobran en Europa, que se producen allí a costes más baratos porque no tienen que regar.

En el Segura se pueden producir dos o tres cosechas al año y cualquier tipo de cultivo, lo que permite adaptarse rápidamente a la demanda nacional o exterior. Incluso, para la producción de maíz o forraje, está demostrado que dada la cantidad de horas de sol al año en el Segura, las producciones por hectárea con agua de buena calidad son tres veces superiores a las del Tajo (maíz: 12 000 kg/ha, en lugar de los 4000 kg/ha del Tajo; alfalfa: 11 cortes, en lugar de los 6 del Tajo).

DECIMOSÉPTIMA.─  El trasvase es altamente rentable. En el Segura hay 300 000 personas paradas o en subempleo que encontrarán trabajo con el trasvase.

La superficie a regar en la primera fase es de 128 370 ha. El costo inicial previsto para el agua de riego del trasvase era de 1,80 pta/m³ y, con el aumento de costes sufrido, saldría a unas 3,4 pta/m³, precio similar o inferior al que ya vienen pagando los regantes del Segura por agua de inferior calidad. El regante del Segura está dispuesto a pagar el precio que le corresponda para amortizar la obra, lo que ciertamente no ha sucedido nunca en los regadíos realizados por la Administración en otras regiones, en las que la mayoría de las veces se pagan cánones tan bajos que de ninguna forma permiten amortizar el costo de la obra.

En definitiva, el Trasvase es una obra racional y rentable, además de la única posibilidad de no condenar y frustrar definitivamente a un área de 2 millones de habitantes.

DECIMOCTAVA.─ Las producciones de productos hortofrutícolas, tempranas y tardías, encontrarán en el Mercado Común, después de nuestra integración en el mismo, a 350.000.000 de consumidores, con precios absolutamente competitivos

DECOMNOVENA.─El Trasvase vale

  Previsión 1968 Realidad 1977 (31 de diciembre)
Acueducto Tajo-Segura 6 492 MPtas 16 730 MPtas
Obras de postrasvase 7 655  MPtas 13 346  MPtas
Total 14 147  MPtas 30 076  MPtas

Como se ve el costo ha aumentado en una cantidad comprensible si tenemos en cuenta la inflación media que hemos padecido en los últimos nueve años.

En algunos estudios se incluye el costo de los canales secundarios para las acciones de puesta en riego, cantidades que son elevadas porque afectan a 128 370 ha, pero que son similares e incluso más baratas (al existir muchas tierras ya transformadas por los agricultores) que las que realiza la Administración para puesta en riego en cualquier provincia española y que incluso podrían ser realizadas y pagadas por los propios regantes de la cuenca.

Importe de otras obras de interés regional:

Accesos a Galicia 17 500 MPtas
Autopista del Mediterráneo 30 400  MPtas
Superpuerto de Bilbao 5 600  MPtas
Autopista Bilbao-Behovia (Ptas. 1970) 13 000  MPtas
Autopista Malzaga-Vitoria-Burgos (Ptas. 1972) 14 000  MPtas
Siderúrgica de Sagunto 120 000  MPtas
Central nuclear de Lemóniz 70 000  MPtas
Plan Depuración de Madrid 32 000  MPtas

Bibliografía

Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Murcia, 1978. Trasvase Tajo-Segura. Una empresa de Estado. 1978 ed. Murcia: Poblicaciones de Cámaras de Comercio Región Sureste..

Díaz Guell, C., 1977. El agua del trasvase será cara difícilmente rentable. El País, 9 10.
Disponible en: elpais.com/diario/1977/10/09/economia/245199612_850215.html

Equipo defensa del Tajo, 1978. El Trasvase Tajo-Segura. ¿Qué es? ¿Por qué? ¿Para quién? ¿Para qué?, Toledo: Equipo defensa del Tajo.

Excma. Diputación Provincial de Toledo, 1972. El trasvase Tajo-Segura y la provincia de Toledo. Preguntas por el Conde de Mayalde al Ministro de Obras Públicas. Provincia, 78(unio de 1972), pp. 87-89.
Disponible en: www.diputoledo.es/archivos/archivo/revistas/1972_78.pdf#page=88

Real Sociedad Económica de Amigos del País de Murcia, 1978. Trasvase Tajo-Segura. Un proyecto de interés nacional y regional, Murcia.: Nogués.


[1] Como ejemplo, el artículo publicado en EL País El agua del trasvase será cara difícilmente rentable (Díaz Guell, 1977)

Autor:

Antonio de Lucas Sepúlveda

Doctor por la Universidad de Alcalá e Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos (UPM).
Ver todas las entradas de Antonio de Lucas Sepúlveda
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments