Fin del ambicioso proyecto de regadíos en el Tajo. Abandono de la idea del Canal de la Ventosilla

Esta preocupación de la provincia de Toledo por el desarrollo de su regadío tiene su reflejo en la memoria del Aprovechamiento conjunto, en la que se le dedica un anejo, firmado por Guillermo Carrillo Vargas. En el mismo se cierra la puerta definitivamente a la utilización de Entrepeñas y Buendía para regular regadíos aguas abajo de Aranjuez, incluyendo su fin primigenio: los regadíos situados entre el Alberche, Tajo y Tiétar. En su lugar, se admite que sean sustituidos por los posteriormente denominados La Sagra-Torrijos, sujetos a la realización de los diferentes estudios de definición y viabilidad. Pero para los mismos no se requeriría agua de la cabecera del Tajo, sino que sería suficiente con los retornos futuros del abastecimiento de Madrid, con una regulación intra-anual sin definir concretamente, que no se ha llegado a realizar y que parece inviable.

Autor:

Antonio de Lucas Sepúlveda

Doctor por la Universidad de Alcalá e Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos (UPM).
Ver todas las entradas de Antonio de Lucas Sepúlveda
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments