Planteamiento de las fases I (trasvase de hasta 650 hm³/año) y II (1000 hm³/año)

Volviendo a la propuesta del Trasvase, se reproduce a continuación unos párrafos de la memoria del Aprovechamiento conjunto, en los que se afirma que la derivación de 1000 hm³/año de la cabecera del Tajo no iba a afectar a la cuenca en el futuro. Que no es necesaria mayor regulación en la cuenca del Tajo que condicione el Trasvase, pero sí puede ser conveniente para el desarrollo de sus regadíos. También la fijación de dos fases, la primera limitada a 650 hm³, para dar tiempo a que se materialice el crecimiento de las necesidades de abastecimiento de Madrid ─y sus consecuentes retornos─; esta definición de las dos fases es aprovechada en el diseño del trazado para aprovechar en la primera fase el canal ya existente en ese momento de la Central Hidroeléctrica del Picazo, para sacar las aguas del Júcar, asumiendo la limitación de capacidad que tiene ese canal, que es de 600 hm³/año:

Final del punto IV.2 de la memoria del Aprovechamiento conjunto de los recursos hidráulicos del centro y sureste de España. Complejo Tajo-Segura (Martín Mendiluce & Pliego Gutiérrez, 1967)

Es decir que cuando el Sureste pueda utilizar. totalmente el trasvase máximo propuesto, las disponibilidades reguladas procedentes de los abastecimientos de la cuenca del Jarama alcanzarán los 824 hm³/año, o sea que existirán en el tramo II del Tajo 351 hm³/año regulados más que los supuestos al establecer en el anejo nº 6 el déficit de 120 hm³/año de volumen anual regulado, cuyo complemento temporal se apuntaba que podría provenir de la regulación para usos agrícolas prevista en la cuenca del Jarama.

En consecuencia se pone de manifiesto una vez más que el trasvase máximo propuesto de 1000 hm³/año y su utilización progresiva en el tiempo, de acuerdo con un programa realista, no interfiere en absoluto el desarrollo potencial de la cuenca del Tajo. No es por lo tanto preciso realizar en esta cuenca, como consecuencia del trasvase, ninguna obra más de las previstas para su propia ordenación hidráulica, ya que las modulaciones del Guadarrama y Bajo Alberche resultan convenientes para mejorar la viabilidad de los regadíos que han de abastecer.

Sin embargo, como ya se ha indicado, esta coordinación previsible entre las disponibilidades de sobrantes en la cuenca del Tajo y la utilización de los mismos en el Sureste, está basada en su planteamiento óptimo fundamentalmente en el crecimiento estimado de la demanda del abastecimiento de Madrid y en la correcta depuración de las aguas para su utilización en riegos, proceso ya iniciado. La trascendencia de la derivación propuesta aconseja vigilar la evolución de los supuestos de este planteamiento para que sea una realidad la coordinación de aprovechamientos de una y otra cuenca.

Al estudiar en el capítulo III la compatibilidad del trasvase con las disponibilidades reguladas del Tajo, se ha llegado a la conclusión de que una derivación de 650 hm³/año podría realizarse en el momento de terminar las obras del acueducto Tajo-Segura, sin comprometer la solución que resulte más conveniente para los regadíos de la cuenca del Tajo. Con este volumen es posible atender una expansión del Sureste a ritmo acelerado hasta 1980 aproximadamente, plazo más que suficiente para comprobar la evolución de la demanda del abastecimiento de Madrid y la eficacia de los sistemas de depuración establecidos, y plantear, de no cumplirse estos supuestos, las soluciones alternativas que permitan la utilización de excedentes hasta el límite previsto, sin menoscabo de potencial de expansión de necesidades de riego en la cuenca del Tajo.

Se reproduce a continuación un plano de la memoria del Aprovechamiento conjunto, en el que se muestran las actuaciones a realizar en el Tajo:

Contenido del Plano 8-Obras de reestructuración de la cuenca del Tajo, del Aprovechamiento conjunto de los recursos hidráulicos del centro y sureste de España. Complejo Tajo-Segura (Martín Mendiluce & Pliego Gutiérrez, 1967)
Contenido del Plano 8-Obras de reestructuración de la cuenca del Tajo, del Aprovechamiento conjunto de los recursos hidráulicos del centro y sureste de España. Complejo Tajo-Segura (Martín Mendiluce & Pliego Gutiérrez, 1967)

Puede verse este plano como el resumen de los esfuerzos de la memoria del Aprovechamiento conjunto para desligar las posibles necesidades de la cuenca del Tajo de los embalses de su cabecera, para así poder destinar estos recursos al Trasvase. Por una parte se remarca la solución oeste para el abastecimiento a Madrid, tanto la captación de los recursos del Alberche, como la entonces planteada construcción de Valmayor con los aportes del Guadarrama captados en el azud de las nieves y la rocambolesca ─al menos a los ojos de un observador del siglo XXI─ propuesta de interceptar las gargantas que bajan de Gredos, en la margen derecha del Tiétar. Por otra se destacan la propuesta de embalses en el Guadarrama ─que no han prosperado, ni se plantean actualmente─ o el recrecimiento de Cazalegas ─en el que se almacenarían caudales derivados del Tajo en invierno─.

Bibliografía

Martín Mendiluce, J. M. & Pliego Gutiérrez, J. M., 1967. Aprovechamiento conjunto de los recursos hidráulicos del centro y sureste de España. Complejo Tajo-Segura. 1 ed. Madrid: Ministerio de Obras Públicas. Dirección General de Obras Hidráulicas.

Autor:

Antonio de Lucas Sepúlveda

Doctor por la Universidad de Alcalá e Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos (UPM).
Ver todas las entradas de Antonio de Lucas Sepúlveda
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments